domingo, 19 de noviembre de 2017


LA CONSULTA DEL PARTIDO LIBERAL Y LOS COSTOS DE LA MISMA

Las democracias más avanzadas del mundo, siempre cuentan con mecanismos serios y eficaces que les permiten consultar a los ciudadanos sobre asuntos de interés colectivo, entre ellos, por ejemplo, los mecanismos para que los partidos y los movimientos políticos acudan a las urnas para indagar a los votantes cuál de sus precandidatos tiene mayor acogida, con el fin de presentarlo oficialmente como el representante suyo en las respectivas elecciones. Por tanto, por tratarse de un proceso que es bastante costoso, es esencial y necesario que, previamente, se reglamente de una manera clara y concreta, con el fin de realizar estas consultas, siempre con el mayor provecho y en lo posible, con el menor costo.  

El argumento que exponemos, lo consideramos muy válido y por eso, nos atrevemos a hacer algunas sugerencias que están encaminadas a abrir un gran debate para que, con la participación de un número grande de personas naturales y jurídicas, se logren establecer las reglas de juego que garanticen un proceso democrático, que sea modelo en muchas partes. Las siguientes son las sugerencias:

1. Fijación o criterios para determinar que las consultas se hagan un mismo día.
2. Que previamente, los partidos y movimientos políticos, por medio de sus órganos, definan si tienen interés y se decidan a participar.
3. Instituciones del Estado, que sean garantes del proceso.
4. Respeto por los resultados.
5. Órganos vigilantes, tanto nacionales como internacionales.
 
Seguramente, surgirán nuevas iniciativas y, esa es precisamente la intención de lograr una participación muy amplia y con propuestas novedosas y que enriquezcan las normas que se establezcan, de manera que todos los que se vinculen al proceso de consulta, sean conscientes de la trascendencia de la consulta, la apoyen, la respeten y acepten los resultados. Consideramos que de esa manera se consolida un sistema electoral que, finalmente, permitirá que los elegidos, sean personas conocidas por los votantes y cuenten con el respaldo del partido o movimiento que tiene un gran compromiso con la sociedad para llevar a cabo un gobierno que cumpla los programas de la campaña electoral.

En este proceso es importante que haya también instrumentos que permitan a la sociedad, ser suficientemente enterada. Por ello, el Estado, a través de las dependencias competentes, se encargará de la difusión del proceso. Y al mismo tiempo, los medios de comunicación están en el deber de informar de manera pedagógica de las consultas, lo mismo que orientar a las personas, de manera que en forma consciente se tomen las decisiones que sean pertinentes. Porque solamente, contando con reglas claras y transparentes, es posible que la democracia, en el aspecto tan importante como es la escogencia de los gobernantes, sea cada vez, un proceso más garantista de cumplir con los propósitos de consolidar la gobernabilidad en toda una nación, y que de verdad abarque a todas las regiones.

Por consiguiente, no nos cansaremos de opinar y de expresar nuestras propuestas y nuestros pensamientos, porque de verdad en Colombia necesitamos más voces, para mayor deliberación, para más democracia, y para mejorar muchos de los asuntos de nuestra cotidianidad y que tienen relación con el interés público.






lunes, 6 de noviembre de 2017

REFLEXIONES SOBRE EL FORO: NOTICIAS FALSAS

Como estaba previsto, el miércoles primero de noviembre de 2017, se llevó a cabo el Foro: Noticias falsas. El gran reto del periodismo actual. Por eso, después de escuchar a los conferencistas, tanto nacionales como a los internacionales, nos quedan muchas reflexiones, todas aplicadas a Colombia, especialmente, frente a hechos de tanta trascendencia como el proceso de paz y las próximas elecciones para congreso y presidente de la república, y en el centro de todas las noticias están, obviamente, los medios de comunicación y su figura esencial, que es el periodista.

Un aspecto que en los momentos presentes tiene también una gran relación con las noticias, y sobre todo, con el reclamo de que sean siempre verdaderas, es el alusivo a las redes sociales y a la participación del público, o sea, de quien quiera, sin control alguno. En ese sentido, quedó claro que las redes sociales mueven muchísimos mensajes, entre ellos, lo que tienen que ver con los acontecimientos que generan noticias. En este caso, asimismo, quedó claro que muchas de la información sobre noticias, en la mayoría de las veces es falsa, incompleta, sin confirmación y casi siempre, afectan a las personas que originan tales noticias, porque sus derechos personalísimos son afectados sin que se logre rectificar y aclarar en forma oportuna y amplia y con los mismos efectos del primer mensaje.  

De allí, que los periodistas serios y los medios en los cuales trabajan, prefieren, primero confirmar y si es del caso informar después y no ser los primeros en informar y en seguida, tener que rectificar, porque tal conducta, le resta credibilidad y confianza en el público receptor. Precisamente, frente al valor confianza, se dijo que muchas personas, una inmensa mayoría, no tiene confianza en los medios de comunicación, porque consideran que no están diciendo la verdad. Igualmente, porque no están comprometidos con investigar profundamente antes de contar lo que sucede en la sociedad.

Por ello, la falta de rigor en los mensajes que recibe la sociedad, crea una confusión en la gente que le impide poder tomar decisiones claras, concretas y ceñidas a la verdad. Por ejemplo, en las elecciones en Inglaterra, el caso de Brexit, y las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y en Colombia, sobre el contenido de los Acuerdos de la Habana, que fue la negociación del gobierno con el grupo guerrilla de las farc, se dijo con mucha insistencia que los medios de comunicación, al informar de manera más emotiva en los titulares que con contenidos bien ilustrativos, contribuyeron a que se votara con la emoción transitoria y no con el espíritu de un entendimiento, lo suficientemente concreto. Por consiguiente, los resultados no fueron la expresión consciente de los votantes. En Inglaterra, sufragó gente joven, que no entendieron el alcance de su decisión y el significa de la separación de la Unión Europea. En Estados Unidos, se votó por un candidato que carecería de propuestas encaminadas a consolidar la democracia y en cambio, sus iniciativas eran racistas y de odio por los extranjeros. Y en Colombia, los mensajes para votar los Acuerdos de la Habana, fueron mensajes llenos de odio, de rabia, de rechazo a una posible entrega a la guerrilla y a la implantación de un régimen castro-chavista. Por eso, los votantes negaron la aprobación de tales acuerdos.

Por tanto, necesitamos, no solamente replantear el quehacer periodístico, que incluye el trabajo del periodista y la posición del medio de comunicación para asumir posiciones informativas frente a tanto acontecer local, nacional e internacional, que estén siempre ceñidas a la verdad, complementadas con la debida diligencia del periodista, en búsqueda de la confirmación de la noticia, de su verificación y contrastación otras fuentes, ojalá de origen diversos y plurales, para tener seguridad de que se ha hecho el mejor trabajo en bien de la verdad y de la sociedad.


lunes, 23 de octubre de 2017

"FORO: NOTICIAS FALSAS. EL GRAN RETO DEL PERIODISMO ACTUAL"

Para el primero de noviembre de 2017, está anunciado el "FORO: NOTICIAS FALSAS. EL GRAN RETO DEL PERIODISMO ACTUAL", que empieza a las ocho de la mañana, y se podrá ver a través de: noticias.caracoltv.com, bluradio.com, elespectador.com, semana.com, eltiempo.com y wradio.com.co


Los expositores son:

1 STEPHEN PRITCHARD. Expresidente de la organización de defensores del televidente Ombudsmen y editor del lector en The Observer. Conferencia: ¿Fue Brexit un invento de los medios.

2. EDUARD SCHUMMACHER MATOS. Profesor y director de Edward R. Murrow Center for a Digital World en Fletcher School of Law and Diplomacy de Tufts University. Fue corresponsal en New York Times, Editor en Jefe en el Wall Street Journal, Columnista en el Washington Post, Ombudsman del NPR. Es Director en Woodrow Wilson Center en Washington y la Universidad IE de Madrid.

3. SUSAN KING. Decana de la escuela de medios y periodismo de la universidad de Carolina del norte. Conferencia: Trump, Twitter and Trust.

4. CRISTOPHER ISHAM. Vicepresidente en CBS, Jefe en el Washington Bureau, VP a cargo de cobertura política y elecciones en CBS News.
Igualmente, se tratarán temas relacionados con el periodismo y redes sociales, verificación de información, inmediatez vs. Rigor, y lecciones Brexit y elecciones presidenciales de EE. UU. 2016.     
Tan importante certamen académico es presentado por las empresas, Caracol televisión, Blu Radio, El Espectador, la revista Semana, El Tiempo y W Radio.

Nuestro comentario esencial se orienta a que este tipo de eventos, deberían realizarse con más regularidad y, desde luego, anunciarse con mucha anticipación y por diversos medios de comunicación y otros instrumentos que permitan alcanzar una gran cobertura. Y un aspecto fundamental consiste en que se logre una gran participación, porque de verdad, estamos urgidos de muchas actividades, entre ellas, este tipo de foros, que permiten hablar sobre asuntos que son de interés permanente y, sobre todo, que al final, haya muchas conclusiones y recomendaciones, pero que se pongan en práctica.

lunes, 16 de octubre de 2017

FALTA DE PENSADORES EN COLOMBIA

Colombia es un país rico en noticias locales, regionales y nacionales, fuera de las que recibe del exterior. Son muchos los acontecimientos que, convertidos en noticias, ocupan por días, semanas y hasta meses, la atención de toda la Nación, entendida ésta, como la población, pero con especial énfasis, en quienes son personas que por pertenecer a instituciones o entidades públicas o privadas, siempre están pendientes de la  noticias. Precisamente, nos referimos a quienes, con sus puntos de vista, sus análisis, sus juicios de valor, podrían aportar, desde su campo profesional, mucha luz a las noticias de todos los días, si desde esas perspectivas, hablaran o escribieran, también como una forma más de ejercer, con absoluta independencia, el derecho fundamental a la libertad de expresión.

Aunque no podemos desconocer que en los distintos medios de comunicación, son muchas las personas que expresan su sentir. No obstante, podríamos afirmar que carecemos en Colombia, de más  líderes de opinión, pero sobre todo, bien canalizados, por medio de organizaciones serias y especializadas, de instituciones de pensamiento, de entidades investigativas, de centro de estudio de las universidades, de los grupos profesionales, en fin, de tantas formas de entidades que estén al tanto de los hechos y sobre ellos, según las competencias, que estén analizando y comunicando lo que piensan. Para tomar un mero ejemplo, llevamos varios días del paro de los pilotos de la empresa Avianca. Hasta el momento, falta por conocer más en detalle, el contenido del pliego de peticiones y las ofertas de la empresa. Además, saber cuál es la verdadera situación laboral y económica de los pilotos, y seguramente, más información para que con base en el conocimiento previo que se tenga y de las averiguaciones que se hagan para aclarar más, se puedan escuchar voces autorizadas que expresen sus juicios alrededor de esta grave situación, porque sin lugar a dudas, son muchos los perjuicios que se han causado en distintos aspectos de la vida de Colombia y de muchas de las empresas de distinto orden, también bastante afectadas.

Y podríamos seguir citando más noticias, muchas de ellas, carentes de quienes estén opinando en torno de las mismas,para darnos cuenta de que nos faltan muchas voces autorizadas para que escuchemos esos mensajes. Igualmente, faltan de parte del gobierno y de muchas instituciones, tanto públicas como privadas, que por la pertinencia de las noticias, tengan el suficiente valor de aceptar que han incurrido en muchos errores y que es hora de prestar atención y hacer las correcciones de cada caso.

Estas cortas palabras quizá no tengan mucho eco, pero si continuamos en este estado de cosas, jamás  estaremos andando por la ruta del futuro, que se encamine a darle solución a muchísimos de los problemas que tenemos y que poco a poco, en caso de prestarse atención, podríamos ir superando dificultades y ganando terreno para los grandes cambios que necesitamos, empezando por tener pensamiento orientado hacia el futuro, pero con las ideas claras y concretas, y la disciplina requerida y constante que es indispensable tener. 

En este vasto campo de la opinión, los periodistas y los medios de comunicación, tenemos una inmensa, casi inconmensurable tarea que debemos ser insistente en realizar todos los días, para enriquecer los mensajes sobre juicios de valor, para que tengamos corrientes de pensamiento y también de acciones encaminadas a recorrer los senderos de solución, basada ésta, en propuestas bien fundamentadas.




domingo, 8 de octubre de 2017

LENGUAJE INSULTANTE ES EL PREÁMBULO DE LA CAMPAÑA ELECTORAL 2018

Las últimas escenas de los debates en el Congreso de la República, especialmente frente a la discusión del proyecto de Justicia Especial para la paz, JEP, han sido aprovechadas por algunos de los integrantes de dicha Corporación para insultos. Por ejemplo, la semana pasada, la senadora Claudia Lopez, le dijo en todo alto al Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martinez Neira que él es  corrupto y mentiroso, que son los mismos términos que utilizó en la radio para referirse al exministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, pero que en esta oportunidad le correspondió rectificar por orden de un juez, mediante una acción de tutela.

Tales expresiones constituyen un mal anuncio para la próxima campaña electoral que tiene prevista la escogencia de los congresistas en el mes de marzo de 2018 y en el mes de mayo del mismo año, la elección del presidente y vicepresidente para el período 2018-2022. Por tanto, es motivo de mucha preocupación que este proceder no se corrija, y en lugar de formular propuestas serias y posibles de realizar para afrontar problemas tan delicados como la horrible crisis en la justicia, continuemos una campaña de mensajes injuriosos, calumniosos, mentirosos y provocadores, de manera que la otra parte responda y sigamos de rectificaciones y réplicas que no tienen razón de ser.

Por consiguiente, estamos urgidos de llamar la atención a todas las personas de todos los movimientos y partidos políticos que participan, desde ahora, en la campaña electoral, que por favor, seamos conscientes de evitar un ambiente negativo y de confrontación permanente, y hablemos el lenguaje de propuestas sensatas, que contengan mensajes de respeto de todos frente a los demás, y que no lleguemos a los extremos de la violencia verbal, porque ésta, afectará a la sociedad que, con certeza está cansada de escuchar discusiones que no aportan nada a un ambiente de paz, tan anhelado pero tan esquivo con este tipo de comportamientos.
 
Igualmente, es necesario exhortar a los periodistas y a los medios de comunicación que, como lo hemos dicho en ocasiones pasadas, constituyen el primer poder en una democracia, para que asuman una conducta orientada a rechazar las expresiones ofensivas, y negarse a difundir mensajes de esta naturaleza, como una forma eficaz para que su aporte sea trascendental y así se construya una cultura del respeto por la diferencia, a la cual siempre habrá que tratarla y referirse a ella, en términos decentes y reconocer que su existencia es esencial en nuestro medio para tener con quien discutir, pero como también lo hemos manifestado y reiterado, que sea con razonamientos bien fundamentados, que enriquezcan el debate. 

Aunque pensamos que la única manera de tener eco de nuestros planteamientos es con la solidaridad de los colegas, hacemos un llamamiento encarecido para que nos apoyen con esta modesta sugerencia de pedir un lenguaje civilizado para que la campaña que ya está en marcha, alcance el nivel que requerimos y nos preparemos para una campaña electoral llena de buenos proyectos para escoger los mejores, y que sus autores, los cumplan plenamente cuando estén en el poder. Es lo menos que solicitamos pero es el mayor aporte a la paz verbal que reclamamos con tanta insistencia.

lunes, 25 de septiembre de 2017




EL DERECHO A LA INFORMACIÓN EN LOS PROCESOS JUDICIALES

Llevamos varias semanas con permanentes noticias sobre procesos judiciales contra personas que son o fueron altos funcionarios de la rama judicial. Algunos ya detenidos, entre ellos, el exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia y exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura Francisco Javier Ricaurte Gómez, cuya elección fue declarada nula por el Consejo de Estado, y el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno Ocampo. Las otras investigaciones incluyen al exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Camilo Tarquino; al exmagistrado, José Leonidas Bustos Martínez, y al magistrados Gustavo Malo Fernández, quien continúa ejerciendo, a pesar de las voces de algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia que le han insinuado que se aparte de sus funciones para que facilite su defensa, pero ha decidido continuar alegando su inocencia.

Las mismas investigaciones vinculan a miembros del Congreso, como a los senadores Musa Abraham Besayle Fayad, y Hernán Francisco Andrade Serrando; y al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons. Y podríamos ampliar la lista de otras investigaciones, pero, por el momento, ese no es nuestro propósito. Solamente pretendemos destacar, así sea un tema muy recurrente, la función tan esencial de periodistas y medios de comunicación, pero dentro de un sistema garantista como el nuestro, que ha permitido que se conozcan, aunque seguramente faltan más datos, estos casos tan graves de corrupción, que es un cáncer que afecta profundamente parte de nuestro sistema de administración de justicia. No quisiéramos pensar que en las otras áreas jurisdiccionales estén sucediendo situaciones similares, porque si ello ocurriera, sin que nos expresemos en exceso pesimistas, habría que aplicar la expresión tan socorrida y popular que dice: “apague y vámonos”.

Sin embargo nos queda el consuelo de que son muchos los otros sectores de nuestra sociedad que trabajan todos los días porque se superen muchos de los  problemas de nuestra sociedad. Están, por ejemplo, las universidades, los centros de investigación, las empresas en los distintos campos de la actividad nacional, el turismo, los trabajadores, los empresarios, los sindicalistas, la iglesia y en fin, también es una lista largo.

No obstante, debemos detenernos, valorar y reconocer que gracias a los periodistas y a los medios de comunicación, con seguridad, más temprano y continuamente, conoceremos mucho más sobre los comportamientos irregulares de los llamados delincuentes de cuello blanco, que con certeza, serán muchos. Ahora, frente a ese cúmulo de noticias tan negativas que llegarán de todo el país, debemos saber que también son muchas las acciones que se cumplen desde otras instituciones que luchan porque haya más transparencia en las gestiones, tanto del Estado, como de las empresas privadas. Por eso, pensemos que una de las formas de combatir la corrupción es por medio de las denuncias, seguidas de las investigaciones eficaces de las autoridades competentes, de manera que prontamente se conozcan resultados y se tomen medidas preventivas que evitarán nuevos actos de corrupción.

En esa tarea de investigar y contar lo que está pasando en nuestro medio, es la que nos permite a los ciudadanos están enterados de noticias, a pesar de ser tan negativas, y de esa manera, ejercer nuestro derecho a la información en los procesos judiciales.
    

lunes, 11 de septiembre de 2017

EL PAPA FRANCISCO ES UN GRAN COMUNICADOR

El domingo 10 de septiembre de 2017, terminó la visita del Papa Francisco a Colombia. En su corta pero fructífera permanencia visitó las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena. En todas ellas, celebró misas, realizó distintas visitas a lugares que previamente se había acordado y uno de los aspectos más trascendentales, sin duda alguna, consiste en la claridad y la pertinencia de todos los mensajes que envió a los colombianos y al mundo entero. Podríamos extendernos y bastante si comentáramos cada uno de ellos, lo que supondría un trabajo dispendioso y a la vez enriquecedor por los contenidos de los mismos. Sin embargo, la idea es detenernos brevemente en el fondo de los mensajes y destacar que si los valoramos y aplicamos como debe ser, empezando por cada persona, los cambios en nuestra sociedad serán muy positivos, como es su gran propósito.

Estamos urgidos de la reconciliación, aunque hacerlo sea bastante difícil, pero es el camino que debemos recorrer después de la firma de los acuerdos con la guerrilla de las FARC. Y ojalá pronto estemos celebrando acuerdos similares con la otra guerrilla, el ELN. Sin duda quedan muchos más factores de violencia, frente a los cuales, el Estado tiene que adoptar políticas encaminadas a hacerle frente y hallar soluciones prontas.

Simultáneamente, tenemos que luchar por vencer la tentación de la venganza. Es verdad que las víctimas de la violencia guerrillera son muchas y las secuelas también graves. No obstante, es necesario un acto que permita sanar las heridas, perdonar y olvidar, aunque sabemos que todos estas decisiones  son duras de tomar y, sobre todo, de cumplirlas.

Los derechos humanos tienen que ser un gran derrotero y de aplicación todos los días, porque tenemos que convivir con el otro, siendo conscientes de que todos somos diferentes, pero hacerlo pacíficamente y sin violencias, ni de palabras, ni de actitudes, ni de hechos. Los derechos humanos parecieran un tema que tuviera vigencia solo por tiempos, o sea, cuando ocurren hechos dolorosos, cuando hay masacres y cuando las noticias son dolorosas. Pero no. Los derechos humanos deben ser enseñados desde los primeros años de vida. Deben empezar por casa, seguir en la escuela, en el colegio, en la universidad, en el trabajo, en la calle. Es decir, que su práctica esté en todas partes y a todas horas.

Frente a los gobernantes, les recordó el Papa Francisco, que están en el deber que trabajar honradamente, siempre por el bien común. De manera que todos los actos estén orientados hacia el bienestar de la comunidad. En tan trascendental tarea, la lucha tiene que ser porque quienes tienen menos tienen recursos económicos, sin llamarlos despectivamente, reciban, agregamos nosotros,  programas prioritarios como vivienda, educación, salud y alimentación.

Los religiosos, dijo el Papa Francisco, deben saber que tienen un deber con la sociedad de servirle a ella y no servirse de ella para su propio bienestar o para una vida de comodidades. Al contrario, la entrega es para que toda su capacidad esté en función de orientar a la comunidad para que viva dignamente.
 
Otros temas como el bien común y la anhelada y esquiva paz, hacen parte de los mensaje que no pueden caer en tierra estéril, sino que germinen y transformen nuestra sociedad, tan necesitada y urgida de vivir como seres humanos.