lunes, 8 de enero de 2018



SALUDO DEL AÑO 2018 PARA LOS LECTORES Y LOS AMIGOS
Estamos ante la oportunidad para presentar un caluroso y cordial saludo de año nuevo para todos, porque es nuestro deber, como periodistas y como medio de comunicación, con ser siempre incluyentes, porque de esa manera, podemos predicar y practicar la convivencia con los diversos y los plurales miembros de nuestra sociedad, para hacer realidad la convivencia pacífica, que tiene también consensos, como el respeto por la diferencia, la no violencia, la tolerancia y el reconocimiento y el ejercicio de los derechos humanos, empezando por la vida y la libertad de expresión.
Porque empezamos un año que en todo el mundo, pero especialmente, en Colombia, va a tener muchísimos acontecimientos con gran impacto y bastantes efectos de distinto orden en la vida individual, familiar y de la sociedad. Por eso, si nos detuviéramos un poco en nuestro país, podemos anunciar que en este primer semestre, los asuntos económicos, políticos y jurídicos marcarán el desarrollo de todo el quehacer en el año 2018. Porque empezamos con las alzas en los productos de primera necesidad, en los útiles para los estudiantes y en los diversos gastos de la familia. En el mes de marzo, son las elecciones para escoger el congreso de los próximos cuatro años. Por eso, desde fines de 2017, los miembros de los partidos y de los movimientos políticos organizan las campañas electorales y hacen los recorridos por campos y ciudades, pidiendo el apoyo de los votantes. Al mismo tiempo, se avanza en la campaña de la elección presidencial para mayo, con la seguridad de que habrá segunda vuelta porque no habría candidato que alcance la mayoría en las elecciones de mayo.
Igualmente, se tiene previsto la posesión de los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, como parte del cumplimiento de los Acuerdos de La Habana, con el grupo insurgente, ahora legalizado de las FARC, que se llama Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Agreguemos que siguen las conversaciones con los representantes del Ejército de Liberación Nacional, ELN, en Quito, con nuevo equipo del gobierno, que ojalá avancen, son los deseos de la mayoría de los colombianos.
Asimismo, hay varios procesos judiciales contra exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia, uno de ellos, detenido. También existen otros procesados, que antes fueron servidores públicos, como legisladores por recibir dinero de la empresa contratista internacional odebrecht para intermediar a su favor en la celebración de contratos. Sobre la mencionada empresa, que según noticias pagó mucho dinero en otros países, todavía no está clara su situación sobre apoyo a las últimas campañas presidenciales en Colombia. 
En fin, podríamos continuar con la lista de asuntos delicados que marcarán las noticias todo el presente año. Pero ojalá haya también acontecimientos más positivos y que de verdad beneficien a la sociedad, como que por fin, haya mano dura del gobierno para hacerle frente a la problemática en el vasto campo de la salud y se logren soluciones de fondo. Igualmente, que haya mano dura y eficaz contra la corrupción y que los procesados reciban todo el peso de la ley, y que al mismo tiempo tengamos normas que permitan recuperar las grandes cantidades de dinero del tesoro público que están, aparentemente, perdidas.
Por lo anterior, tenemos que ser un poco optimistas en medio de las dificultades a ver si poco a poco, se endereza este país, con funcionarios honestos y comprometidos con la verdad, la justicia y el cumplimiento de la ley, porque muchas de las buenas intenciones de las normas se quedan en meras proclamas.